Dedicatorias  

De la primer a edición

A Juan Marinello,

el más destacado de los intelectuales cubanos,

modelo de sinceridad revolucionaria,

que ha fundido su vida con la causa de la

Liberación de nuestra patria y del Socialismo.

De esta edición

A todos los combatientes heroicos y fieles,

de la Sierra y del Llano, contra la tiranía

de Batista, que con su sangre, su sacrificio

y su espíritu indomable han abierto

los nuevos caminos del desarrollo de nuestra patria.

 

La teoría marxista exige de un modo absoluto, que para analizar cualquier problema social, se le encuadre dentro deun marco histórico determinado, y después, si se trata de un sólo país (por ejemplo, del programa nacional para unpaís determinado) que se tengan en cuenta las particularidades que distinguen a este país de los demás dentro delmarco de una misma época histórica.

Lenin, "Sobre el Derecho de Autodeterminación de las Naciones". Obras Escogidas, pág. 245. Ediciones en Lenguas Extranjeras, Moscú, 1941  

Cada país, si lo quiere, hará él mismo su revolución, y si no lo quiere. No habrá revolución."

Stalin, en su conversación con Roy Howard el 7 de marzo de 1936.

 

 

INTRODUCCIÓN

 

Desde enero hemos estado recibiendo peticiones de que se editara nuevamente el presente libro.

El curso del tiempo y, sobre todo, la acción bestial de los agentes y esbirros de la tiranía en sus siete años de gobierno, destruyeron la casi totalidad de los cuantiosos ejemplares de las ediciones hechas hasta 1949.

Con el derrocamiento de la tiranía y su régimen de subordinación semi-colonial al imperialismo yanqui, elestablecimiento del poder revolucionario y el inicio de las transformaciones económico-sociales emprendidas por éste, muchos militantes maduros del Partido y representativos de la nueva generación revolucionaria sintieron el deseo dereleer o leer y estudiar en las nuevas condiciones el libro ya un poco viejo de "Los Fundamentos del Socialismo enCuba". Los pocos ejemplares que se pudieron encontrar han pasado de mano en mano, se han leído colectivamente, se han estudiado en círculos de barrios.

Cuando recibí el encargo de la dirección nacional de nuestro Partido de preparar esta edición, pensé limitarme a unaspocas correcciones y a incluir un capítulo o una introducción sobre la revolución de enero y su curso.

Pero eso le hubiera restado utilidad al libro como manual de estudio de los problemas vivos de las transformacionesque ha de sufrir nuestro país para llegar al socialismo.

Por tal razón preferí incluir en cada capítulo las modificaciones correspondientes para dejar constancia de las conquistas ya alcanzadas por la revolución y de los problemas que se plantean en su desarrollo.

El libro, pues, conserva la estructura y el sentido esencial de la primera edición, pero toma en cuenta los cambiosocurridos en los años transcurridos desde entonces.

Esta obra fue escrita y editada en 1943. De ella se hicieron cinco ediciones entre 1943 y 1945.

En 1949 se imprimió la sexta edición, que llevaba ya una serie de modificaciones importantes, hechas, sobre todo, teniendo en cuenta el fin de la II Guerra Mundial y la nueva situación que ello había creado.

Ahora tiene un capítulo más.

El capítulo sobre las amenazas de guerra y la lucha por la paz ha sido rehecho en casi toda su extensión para ponerloal día y he suprimido la larga exposición, hoy innecesaria, sobre el programa que formulamos en 1942 acerca de lapolítica que debía seguir Cuba para ayudar a ganar la guerra contra las potencias del Eje Roma-Berlín-Tokio.

El capítulo sobre la unidad nacional se ha suprimido y las cuestiones que trataba (relaciones entre las distintas clasessociales en el curso de la lucha por la liberación nacional y el tránsito al socialismo) se tienen en cuenta en otroscapítulos.

El último capítulo que trataba de la liberación nacional y el socialismo se separa en dos para tratar con más extensiónuno y otro tema.

Incluyo, en esta introducción, íntegramente, las palabras de presentación de la sexta edición.

21 de diciembre de 1959

 

PRESENTACIÓN

  

LOS FUNDAMENTOS DEL SOCIALISMO EN CUBA fue escrito como dije en sus palabras iniciales, sin ninguna otrapretensión que la de dar un resumen, breve y popular, de los principios fundamentales en que se basa el programa denuestro Partido, del por qué de nuestra lucha por la liberación nacional y el Socialismo.

Él fue concebido para darle respuesta a la necesidad de que los miles de obreros y campesinos que ingresan a las filas socialistas populares, tuvieran una explicación de las razones de ser de nuestro Partido y de nuestro programa y con ella, una comprensión mejor de lo que significan y representan los principios marxistas-leninistas en la solución de los problemas de nuestra patria. Pensamos que fuera algo así como la introducción, para nuestros militantes y afiliados, al estudio más amplio y más profundo del marxismo-leninismo; como el "libro primero" de nuestra formación revolucionaria. Y eso ha sido, en gran medida. Ha sido una obra de popularización de nuestros principios y de nuestros propósitos, que ha servido a la tarea de elevar el nivel político e ideológico de nuestros militantes y afiliados. No sólose han distribuido algunas decenas de miles de ejemplares del libro sino que, además, éste ha estimulado la creación de círculos para estudiarlo y discutirlo.

Ahora, al aumentar la preocupación por los problemas de la educación ideológica y política del Partido, al reiniciarse el funcionamiento de los círculos de estudios que se habían interrumpido, se ha echado de ver la urgencia y la necesidad de introducir toda una serie de modificaciones en su texto, para ponerlo a tono con los cambios ocurridos en la situación.

Aun antes, yo había llegado a la misma conclusión. Hace ya bastante tiempo creía necesario introducirle ciertascorrecciones. No sólo en el sentido de actualizar algunos de sus aspectos, sino también en el de aclarar y ampliarciertas cuestiones particularmente difíciles, para hacerlas mus comprensibles a aquellos a quienes va dirigido. Esto lohice, al fin, en marzo de este año.

Al entregarlo ahora a la imprenta lo he revisado de nuevo.

*

Este libro fue escrito y publicado originalmente a mediados de 1943, cuando la guerra de los pueblos contra el Eje nazi-fascista-japonés estaba en pleno desarrollo. La marcha de la guerra era entonces nuestra máxima preocupación.Cada uno de nuestros pasos era dado tomando en cuenta el propósito básico de contribuir, dentro de nuestras posibilidades, al triunfo de las armas de las Naciones Unidas. Por eso hube de incluir en el texto referencias directasparticularizadas a los problemas de la actualidad de entonces: los problemas de la movilización nacional para la derrota de las potencias del Eje y sus agentes.

Muchas cosas que entonces eran presente, hoy son pasado, y nuestro texto, al presentar esta nueva edición, debía sercorregido. No sólo en el aspecto formal del tiempo de los verbos, sino en la consideración de algunas cuestiones.

El fin de la guerra ha introducido grandes cambios en la situación Internacional.

La victoria por la cual luchábamos tan ardientemente en 1943, fue alcanzada, pero la paz justa y duradera queesperábamos con la derrota de Italia, Alemania, el Japón y sus satélites, esta' aún muy tejos de haber sido conseguida.

Los imperialistas de todo el mundo están estorbando la conclusión de la paz y vociferan sobre la necesidad de iniciar laIII guerra mundial contra la Unión Soviética y las democracias populares.

Los Estados Unidos que en 1943 eran, como Inglaterra, aliados de la Unión Soviética, son hoy los herederos de laaspiración hitlerista al dominio mundial, son el centro organizador de las calumnias y los ataques más infames contrael gran país del Socialismo, los propagadores de la amenaza de la guerra atómica, los que pretenden salvar a losrestos del nazismo para reconstruir la potencia militar de Alemania y utilizarla, con la España de Franco, contra lalibertad y la independencia de todos los pueblos.

Estos cambios fundamentales de la situación, han determinado la mayor parte de las correcciones que le heintroducido a la presente edición, sobre todo en el capítulo IX, referente a la guerra.

También he introducido correcciones de importancia en la parte de explicación de las causas de las crisis económicascíclicas del sistema capitalista. Esa parte estaba expuesta en una forma tan esquemática y tan breve que daba origena confusiones en los lectores. Ahora la explicación ha sido considerablemente extendida y aclarada.

La última parte del capítulo sobre la unidad nacional ha sido modificada, aparte de otras correcciones menores en elresto del capitulo. Esto era necesario tanto por los cambios de la situación como por el hecho de que los conceptos allíexpuestos generaban confusiones con respecto a las cuestiones del frente único y de la unidad de acción.

* * *

Al presentar la primera edición dijimos lo siguiente:

"Al escribir estas paginas he tenido la preocupación constante de poner al alcance de miles de nuevos comunistas un manual elemental, fácil y comprensible, que les diera los elementos indispensables para comprender toda la teoría científica que sirve de fundamento a nuestro programa. Pero, al mismo tiempo, he deseado hacerlo en tal forma, que fuera útil también a todos los elementos revolucionarios y progresistas y a todos los que, sin estar aún en nuestro Partido, aspiran instintiva y confusamente al Socialismo como máximo ideal de redención humana. Miles y miles de trabajadores de la ciudad y del campo, que han ingresado en el Partido Socialista Popular en los últimos años, todavía ignoran muchos principios básicos del Partido, lo que les impide seguir en todas sus partes la línea política que este tiene trazada. Incluso en los cuadros dirigentes intermedios del Partido se encuentran grandes lagunas en lo que al conocimiento y expresión delos principios se refiere, lo que es más grave si tomamos en cuenta el atraso teórico del pueblo de Cuba en general y los arduos problemas con los que nos enfrentamos.

Estas páginas aspiran a poner al alcance de las masas simples de obreros y campesinos, de todos los elementos progresistas y revolucionarios, de todos los que están por el socialismo en una u otra medida, y de todos los militantes delPartido Socialista Popular, una exposición metódica de los principios teóricos que sirven de base a toda la actividad práctica de nuestro partido."

En los cinco años transcurridos desde su primera edición. LOS FUNDAMENTOS DEL SOCIALISMO EN CUBA ha sido leído y estudiado por miles de obreros y campesinos, afiliados y no afiliados a nuestro Partido. Ha realizado una gran tarea, pero la necesidad de educar ideológicamente y de elevar el nivel político de nuestros afiliados y de las masas laboriosas en general, sigue siendo presionante. Esperamos que esta nueva edición sirva en alguna medida asatisfacer esa necesidad.

Agosto de 1949

 

  PROLOGO

 

La dirección nacional de las Escuelas de Instrucción Revolucionaria me ha pedido, un prólogo para una nueva edición de "Los Fundamentos del Socialismo en Cuba".

A pesar de que la última edición fue preparada tan sólo año y medio atrás, en diciembre de 1959, el desarrollo acelerado de nuestra revolución ha convertido en pasado algunas de las cosas que en el libro estaban escritas en futuro.

No creo necesario, sin embargo, modificar el texto en ningún aspecto, puesto que su valor didáctico es enteramente actual y útil.

Nuestro dirigente y líder, Fidel Castro, ha proclamado ya el carácter socialista de nuestra revolución. Esta proclamación es tanto una consecuencia de las transformaciones económico-sociales ya realizadas en nuestro país como de la elevación formidable de la conciencia revolucionaria, ideológica y política, de nuestro pueblo en estos dos años y cuatro meses que la Revolución lleva en el poder.

Nuestra Revolución culminó su tarea anti-imperialista. Nacional-liberadora cuando, después de haber reivindicado yejercido a plenitud la soberanía nacional después de haber constituido un poder netamente cubano y establecido unapolítica exterior independiente sobre bases martianas. Nacionalizó los monopolios, los latifundios, los bancos, las compañías de seguros, las minas, las refinerías de petróleo y demás empresas que estaban en manos de los imperialistas yanquis y libró a la República del monopolio y la tutela que sobre su comercio exterior ejercían losEstados Unidos.

Nuestra Revolución culminó su tarea anti-latifundista, agraria y democrática cuando completó, en lo esencial, la reforma agraria, cuando dio meta a la expropiación de los grandes latifundios, liberó a los campesinos de la obligación de pagar rentas o rescate por las parcelas de dos caballerías o menos y emprendió la organización de las cooperativas cañeras y de las granjas del pueblo.

Al cumplir las tareas históricas del anti-imperialismo (liberación nacional) como del anti-latifundismo (reforma agraria) la Revolución ya daba pasos hacia el Socialismo, confirmando la previsión teórica de viejo establecida de que en Cuba no era posible una lucha anti-imperialista sería ni una reforma agraria verdadera si se temía al socialismo, sino se avanzaba hacia el socialismo.

La nacionalización de las empresas imperialistas creó un importante sector de la economía de propiedad nacional, depropiedad de todo el pueblo, de propiedad no capitalista.

Las Granjas del Pueblo son instituciones socialistas de explotación de la tierra. Las cooperativas, si bien no son directamente socialistas, sirven al desarrollo económico del Socialismo.

La Revolución definió su rumbo socialista, anti-capitalista, al nacionalizar todos los centrales azucareros, sin atención a la nacionalidad de sus antiguos propietarios, todos los bancos, las grandes empresas industriales, los almacenes otros grandes comercios, los ferrocarriles y otras empresas de transporte. Esta acción fue completada por la Reforma Urbana que quitó el negocio de la construcción y el alquiler de manos de los empresarios privados.

Esas son, ya, tareas de la Revolución Socialista.

La nacionalización del grueso de la industria, de los bancos, los transportes y el gran comercio, ha obligado a pasar anuevas formas de control y dirección de la producción y la distribución, ha impuesto la necesidad de la planificaciónde la administración centralizada.

La JUCEPLAN, o sea, la Junta Central de Planificaciones el organismo encargado de elaborar, coordinar y ordenar todos los planes de la expansión . . . . . . . . . . .

 

 

 

 

Ver el documento completo