documento original

 

PREFACIO

 

 

En el segundo volumen de Obras Escogidas de V. I. Lenin en doce tomos hemos incluido las más importantes del período comprendido entre 1902 y julio de 1905.

Da comienzo el tomo con el libro ¿Qué hacer?, que vio la luz en marzo de 1902. Lenin expuso en él su plan de fundación del partido, de unificación de los círculos marxistas dispersos en un solo partido revolucionario de la clase obrera de Rusia. Es sabido que en 1898, cuatro años antes de aparecer este libro, se celebró en Minsk el I Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia; sin embargo, nada más acabar éste, fueron detenidos cuantos participaron en él, y, de hecho, los círculos locales no llegaron a unificarse en un partido único. Lenin demostró en el libro ¿Qué hacer? que las ideas sustentadas por el "economismo", corriente oportunista extendida entre una parte de los socialdemócratas rusos, carecían de todo fundamento. Demostró, ante todo, que el "economismo" era una variedad del oportunismo internacional, cuyo representante principal a fines del siglo pasado fue el socialdemócrata alemán Eduardo Bernstein, quien exigía que la socialdemocracia dejara de ser el partido de la revolución social para convertirse en un partido de reformas. Lenin hizo una crítica demoledora del bernsteinianismo. Reveló el peligro que representaba para el movimiento obrero el "culto a la espontaneidad", peculiar del "economismo", recalcó la gran importancia que tiene para la lucha de la clase obrera una teoría revolucionaria justa y formuló y argumentó la tesis de que "sin teoría revolucionaria tampoco puede haber movimiento revolucionario" (véase el presente volumen).

El periódico Iskra desempeñó en 1902 y 1903 un papel inmenso en la elaboración de la teoría marxista y en la creación del partido revolucionario de la clase obrera.En Iskra se publicaron dos trabajos que reproducimos en este tomo: Aventurerismo revolucionario y El problema nacional en nuestro programa.

En el primero de ellos, Lenin combate la táctica aventurera del terrorismo individual, que aplicaba el partido pequeñoburgués de los socialistas-revolucionarios (eseristas) en la lucha contra el zarismo. Demuestra, además, la importante función que debían desempeñar en el movimiento revolucionario las relaciones entre el proletariado y los campesinos. Trata este mismo tema —el lugar del campesinado en lafuturarevolución, la alianza de la clase obrera y del campesinado— en el folleto A los pobres del campo.

En un Estado multinacional, el destino de las "pequeñas" naciones sojuzgadas y explotadas por el zarismo debía ser forzosamente uno de los problemas más importantes. En el artículo dedicado a este problema, Lenin propugna que se reconozca a cada nación el derecho a la autodeterminación.

En el verano de 1903 se celebró el II Congreso del POSDR que puso de manifiesto las graves contradicciones existentes en el seno del partido, las cuales condujeron, en fin de cuentas, a su escisión y a la formación de dos partidos independientes: el partido revolucionario de los bolcheviques y el partido oportunista de los mencheviques. Al principio, estas contradicciones no se manifestaron en lo principal: el congreso aprobó el programa marxista del partido, que reconocía como objetivo final la instauración del socialismo y, como condición para el éxito, la revolución socialista y la dictadura del proletariado. Las contradicciones se patentizaron al discutirse los estatutos y, en particular, el problema de la militancia en el partido. Frente a la idea leninista del partido como destacamento organizado de vanguardia del proletariado, el líder menchevique Mártov defendió la tesis de un partido que admitiese sin cortapisas en sus filas a cuantos lo desearan, es decir, de una organización amorfa y, en el fondo, pequeñoburguesa y oportunista.

En mayo de 1904 se publicó el libro de Lenin Un paso adelante, dos pasos atrás que reprodujo el panorama de la lucha interna en el II Congreso del POSDR. Lenin preparó este libro durante varios meses, estudiando minuciosamente las actas del congreso y otros documentos del partido de aquél período. En esta obra asestó un golpe demoledor al oportunismo de los mencheviques en los problemas de organización, desarrolló la teoría marxista del partido y concretó los principios orgánicos del partido proletario revolucionario. Rusia abocó en el período del imperialismo en los umbrales del siglo XX; la transición a la fase monopolista viose acelerada por la grave crisis de 1900-1903. La ofensiva del capital contra la clase obrera en los años de esta crisis hizo que se acrecentara el movimiento huelguístico. Los obreros empezaron a pasar de las huelgas de carácter económico a las huelgas políticas, a la lucha contra el régimen autocrático. Comenzó la efervescencia entre los campesinos, los cuales reclamaban la devolución de las tierras arrebatadas por los latifundistas al abolirse el régimen de la servidumbre. Se extendió el movimiento estudiantil, que reivindicaba libertades políticas. La guerra con el Japón, que comenzó en 1904, exacerbó todas las contradicciones de la vida social de Rusia y aceleró los acontecimientos revolucionarios. La guerra puso al desnudo la putrefacción del zarismo, la descomposición de la máquina estatal de arriba abajo. A pesar de que los soldados rusos pelearon con valentía, el gobierno zarista sufrió una derrota bochornosa. La conflagración aumentó bruscamente el descontento en el país y aceleró la revolución.

El 9 de enero de 1905, las tropas zaristas ametrallaron en San Petersburgo una procesión pacífica de obreros que se dirigían al Palacio de Invierno para entregar una petición al zar. En el país estalló la revolución. En abril, tres meses después, se celebró en Londres el III Congreso del POSDR, que definió las tareas principales y la táctica del partido en la revolución iniciada. Esta se acrecentó durante la primavera y el verano de 1905, luchando en vanguardia los proletarios: los obreros del San Petersburgo industrial, los tejedores de Ivánovo-Voznesensk y los metalúrgicos de los Urales. El movimiento se extendió a los campesinos e inclusorepercutió en el ejército y la marina. En junio se sublevó la tripulación del acorazado Potemkin y, por vez primera en lahistoriade Rusia, se izó la bandera de la revolución en un barco de guerra.

La sublevación de Potemkin causó gran impresión en Rusia y en el mundo entero. A pesar de que fue sofocada, Lenin leconcedía magnaimportancia. Precisamentecon motivo de estos sucesos escribió el artículo Ejército revolucionario y gobierno revolucionario.

Durante las huelgas surgieron nuevas formas de organización y de lucha: los Soviets de diputados obreros y los sindicatos.

El POSDR desempeñó un ingente papel en el movimiento del proletariado, del campesinado y de los soldados en 1905. Los socialdemócratas leninistas dirigieron huelgas, hicieron propaganda en el ejército y prepararon la huelga general política. El POSDR llegó a la primera revolución rusa ya preparado, con una concepción del mundo sistematizada y un programa definido.

* * *

Los trabajos que figuran en el presente volumen han sido traducidos de la 5a edición rusa de las Obras Completas de V. I. Lenin, preparada por el Instituto de Marxismo-Leninismo adjunto al CC del PCUS. Al final de cada trabajo, a la derecha, seindican el tomo y las páginas correspondientes.

LA EDITORIAL



¿QUÉ HACER?

Lenin

 

 

 

ÍNDICE

Prólogo del autor

  1. Dogmatismo y "libertad de crítica"

     ¿Qué significa la "libertad de crítica"?

     Los nuevos defensores de la "libertad de crítica"

     La crítica en Rusia

     Engels sobre la importancia de la lucha teórica

  1. La espontaneidad de las masas y la conciencia de la socialdemocracia

     Comienzo del ascenso espontáneo

     El culto a la espontaneidad. "Rabóchaya Mysl"

     El Grupo de Autoemancipación y "Rabóchei Dielo"

III. Política tradeunionista y política socialdemócrata

     La agitación política y su restricción por los economistas

     De cómo Martínov ha profundizado a Plejánov

     Las denuncias políticas y la necesidad de "infundir actividad revolucionaria"

     ¿Qué hay de común entre el economismo y el terrorismo?

     La clase obrera como combatiente de vanguardia por la democracia

     Una vez más "calumniadores", una vez más "embaucadores"

  1. El primitivismo en el trabajo de los economistas y la organización de los revolucionarios

     ¿Qué es el primitivismo en el trabajo?

     El primitivismo en el trabajo y el economismo

     La organización de los obreros y la organización de los revolucionarios

     Amplitud de la labor de organización

     La organización "de conspiradores" y la "democracia"

     El trabajo a escala local y a escala nacional

  1. "Plan" de un periódico político central para toda Rusia

     A quién ha ofendido el artículo "¿Por dónde empezar?"

     ¿Puede un periódico ser organización colectiva?

     ¿Qué tipo de organización necesitamos?

Conclusión

Anexo. Intento de fusionar "Iskra" con "Rabócheie Dielo"

Enmienda para "¿Qué hacer?"

Notas



 

¿QUÉ HACER?

 

Problemas candentes de nuestro movimiento

“...La lucha interna da al partido fuerza y vitalidad;

la prueba más grande de la debilidad de un partido

es la amorfia y la ausencia de fronteras bien delimitadas;

el partido se fortalece depurándose...”

(De una carta de Lassalle a Marx, 24 de junio de 1852)

 

Prólogo

 

Según el plan inicial del autor, el presente folleto debía consagrarse a desarrollar minuciosamente las ideas expuestas en el artículo ¿Por dónde empezar?[1](Iskra[2], núm. 4, mayo de 1901)*.

* Véase la presente edición, tomo. I. (N. de la Edit.)

En primer lugar, debemos disculparnos ante el lector por haber cumplido con retraso la promesa que hicimos en dicho artículo (y que repetimos en respuesta a numerosos requerimientos y cartas particulares). Una de las causas de dicha tardanza ha sido la tentativa, hecha en junio del año pasado (1901), de unificar todas las organizaciones socialdemócratas rusas en el extranjero[3]. Era natural que esperase los resultados de esta tentativa que, de haber tenido éxito, tal vez se hubiese requerido exponer las concepciones de Iskraen materia de organización desde un punto de vista algo distinto; en todo caso, este éxito prometía acabar muy pronto con la existencia de dos corrientes la socialdemocracia rusa. El lector sabe que el intento fracasó y que, como procuramos demostrar a continuación, no podía terminar de otro modo después del nuevo viraje de Rabócheie Dielo[4], en su número 10, hacia el "economismo". Ha sido absolutamente necesario emprender una enérgica lucha contra esta tendencia imprecisa y poco definida, pero, en cambio, tanto más persistente y capaz de resurgir en formas diversas. De acuerdo con ello, ha cambiado y se ha ampliado en grado muy considerable en plan inicial del folleto.

Debían haber sido su tema principal los tres problemas planteados en el artículo ¿Por dónde empezar?,a saber: el carácter y el contenido principal de nuestra agitación política, nuestras tareas de organización y el plan de crear, simultáneamente y en distintas partes, una organización combativa de toda Rusia. Estos problemas interesan desde hace mucho al autor, quien trató ya de plantarlos en Rabóchaya Gazeta[5]durante una de las tentativas infructuosas de reanudar su publicación (véase el cap. V). Dos razones han hecho irrealizable por completo nuestro primer propósito de circunscribirnos en este folleto al examen de los tres problemas mencionados y de exponer nuestras ideas, en la medida de lo posible de manera afirmativa, sin recurrir o casi sin recurrir a la polémica. Por una parte, el "economismo" ha resultado más vivaz de lo que suponíamos (empleamos la palabra "economismo" en su sentido amplio, como se explicó en el número 12 de Iskra(diciembre de 1901), en el artículo Conversación con los defensores del economismo, que trazó, por decirlo así, un esbozo del folleto** que ofrecemos a la atención del lector).

** La comparación de las dos tendencias existentes en el proletariado revolucionario (la revolucionaria y la oportunista) con las dos corrientes de la burguesía revolucionaria del siglo XVIII (la jacobina —la Montaña— y la gironda) fue hecha en el artículo de fondo del número 2 de Iskra(febrero de 1901) escrito por Plejánov. A los demócratas-constitucionalistas [6], los "sin título"[7]y los mencheviques les gusta mucho, hasta ahora, hablar del "jacobinismo" en la socialdemocracia rusa. Pero hoy prefieren callar u... olvidar que Plejánov lanzó por primera vez este concepto contra el ala derecha de la socialdemocracia. (Nota de Lenin para la edición de 1907.— N. de la Edit.)

Ha llegado a ser indudable que las distintas opiniones sobre el modo de resolver estos tres problemas se explican mucho más por una oposición radical entre las dos tendencias de la soicaldemocracia rusa que por divergencias de detalle. Por otra parte, la perplejidad de los "economistas" al ver que Iskrasostenía de hecho nuestras concepciones ha evidenciado que hablamos a menudo en lenguajes literalmente distintos; que, debido a ello, no podemosllegar a ningún acuerdo sin comenzar ab ovo*; que es necesario intentar "explicarnos" sistemáticamentecon todos los "economistas" en la forma más popular posible y basándonos en el mayor número posible de ejemplos concretos sobre todos los puntos cardinales de nuestras discrepancias. Y me he decidido a hacer esta tentativa de "explicarnos" con plena conciencia de que ello va a aumentar muchísimo el volumen del folleto y a retardar su aparición; pero no he visto ninguna otra posibilidad de cumplir la promesa hecha en el artículo ¿Por dónde empezar? Así pues, a las disculpas por la tardanza he de añadir las excusas por los inmensos defectos del folleto en lo que a su forma literaria se refiere: he tenido que trabajar con una precipitación extremay, además, prestar atención a otras muchas ocupaciones.

* Ab ovo: desde el principio. (N. de la Edit.)

El examen de los tres problemas indicados sigue constituyendo el tema principal del folleto. Pero he tenido que comenzar por dos problemas de carácter más general: ¿por qué la consigna de "libertad de crítica", tan "inocente" y "natural", es para nosotros una verdadera llamada al combate?; ¿por qué no podemos llegar a un acuerdo ni siquiera en el problema fundamental del papel de la socialdemocracia en relación al movimiento espontáneo de masas? Luego expongo las opiniones acerca del carácter y el contenido de la agitación política, exposición que se ha convertido en un esclarecimiento de la diferencia entre la política tradeunionista y la socialdemócrata, en tanto que la exposición de los puntos de vista sobre las tareas de organización se ha transformado en un esclarecimiento de la diferencia entre los métodos primitivos de trabajo, que satisfacen a los "economistas", y la organización de revolucionarios, que consideramos indispensable. Después insisto en el "plan" de un periódico político para toda Rusia, tanto más que las objeciones hechas contra él carecen de fundamento y que no se ha dado una respuesta a fondo a la pregunta hecha en ¿Por dónde empezar?De cómo podríamos emprender simultáneamente en todas partes la formación de la organización que necesitamos. Por último, en la parte final del folleto espero demostrar que hemos hecho cuanto dependía de nosotros para prevenir una ruptura decisiva con los "economistas", ruptura que, sin embargo, ha resultado inevitable; que Rabócheie Dieloha adquirido una significación particular, y se quiere "histórica", por haber expresado de la manera más completa y con el mayor relieve no el "economismo" consecuente, sino más bien la dispersión y las vacilaciones que han constituido el rasgo distintivo de todo un períodode la historia de la socialdemocracia rusa; que por eso adquiere también importancia la polémica, demasiado detallada a primera vista, con Rabócheie Dielo, pues no podemos avanzar sin superar definitivamente este período.

Febrero de 1902

  1. Lenin

 

 

 

 

[1]El artículo de Lenin ¿Por dónde empezar?, publicado como editorial en el número 4 de Iskra, da respuesta a las cuestiones más importantes del movimiento socialdemócrata de Rusia en aquellos tiempos: carácter y contenido principal de la agitación política, tareas de organización y plan de creación de un combativo partido marxista de toda Rusia. Lenin denominó al artículo ¿Por dónde empezar? Esbozo del plan desarrollado más tarde en el libro ¿Qué hacer?

El artículo sirvió de documentos programático para la socialdemocracia revolucionaria y fue muy difundido en Rusia y en el extranjero

[2]"Iskra"("La Chispa"): primer periódico marxista clandestino de toda Rusia, fundado por Lenin en 1900; desempeñó un papel decisivo en la creación del partido marxista revolucionario de la clase obrera.

Ante la imposibilidad de editar en Rusia un periódico revolucionario como consecuencia de las persecuciones policíacas, Lenin concibió en todos los detalles, todavía desterrado en Siberia, el plan de su publicación en el extranjero. Y terminada la deportación (enero de 1900), emprendió inmediatamente la puesta en práctica de su plan.

El primer número de la Iskra leninista vio la luz en diciembre de 1900, en Leipzig; los siguientes, en Munich; a partir de julio de 1902, en Londres, y desde la primavera de 1903, en ginebra.

Formaban la Redacción de IskraV. I. Lenin, J. Plejánov, Y. Martóv, P. Axelrod, A. Potrésov y V. Zasúlich. Lenin era de hecho el redactor-jefe y el director del periódico. Publicó en él artículos sobre todos los problemas fundamentales de la organización del partido y de la lucha de la clase del proletariado de Rusia y se hizo eco de los acontecimientos más importantes de la vida internacional.

Iskrase convirtió en centro unificador de las fuerzas del partido, en centro que agrupaba y educaba a sus cuadros. En diversas ciudades de Rusia (Petersburgo, Moscú, samara, etc.) se constituyeron grupos y comités del POSDR de orientación leninista-iskrista, y en enero de 1902 se celebró en Samara un Congreso de iskristas, en el que se fundó la organización rusa de Iskra.

Por iniciativa de Lenin y con su participación personal, la Redacción de Iskraelaboró un proyecto de Programa del partido (publicado en el número 21 del periódico) y preparó el II Congreso del POSDR, que se celebró en julio y agosto de 1902. Para entonces, la mayoría de las organizaciones socialdemócratas locales de Rusia se había adherido ya a Iskra, aprobando su táctica, su programa y su plan de organización y reconociéndolo como su órgano dirigente. El Congreso destacó en una resolución especial el papel excepcional de Iskra en la lucha por la creación del partido y proclamó al periódico Órgano Central del POSDR. El II Congreso eligió la redacción, compuesta por Lenin, Plejánov y Mártov. En contra del acuerdo adoptado por el Congreso, Mártov se negó a formar parte de la Redacción de Iskray sus números 46-51 se publicaron bajo la dirección de Lenin y Plejánov. Con posterioridad, Plejánov adoptó las posiciones del menchevismo y exigió que fuesen incluidos en la Redacción de Iskratodos los antiguos redactores mencheviques repudiados por el Congreso. Lenin no pudo aceptar esto y abandonó la Redacción del periódico el 19 de octubre (1 de noviembre) de 1903, siendo cooptado para el CC, desde el que luchó contra los oportunistas mencheviques. El número 52 apareció bajo la dirección exclusiva de Plejánov, quien el 13 (26) de noviembre de 1903, incumpliendo la voluntad del Congreso, cooptó por su cuenta para la Redacción de Iskraa sus antiguos redactores mencheviques. A partir del número 52, los mencheviques convirtieron Iskra en su propio órgano.

[3]Por iniciativa del grupo Borbá ("La lucha") y con su mediación, las organizaciones socialdemócratas en el extranjero (Unión de Socialdemócratas Rusos, Comité del Bund en el extranjero, organización revolucionaria Sotsial-Demokrat y organizaciones extranjeras de Iskray Zariá) sostuvieron conversaciones en la primavera y el verano de 1901 para tratar de llegar a un acuerdo y unificarse. Como preparación del Congreso en que debía efectuarse la unificación, en junio de 1901 se celebró en Ginebra una conferencia de representantes de las organizaciones mencionadas (de ahí su denominación de "Conferencia de junio" o "Conferencia de Ginebra". En ella se elaboró una resolución (acuerdo en principio), en la que se consideraba necesario cohesionar todas las organizaciones socialdemócratas y se condenaba el oportunismo en todas sus manifestaciones y matices: "economismo", bernsteinianismo, millerandismo, etc. Pero el nuevo viraje de la Unión de Socialdemócratas Rusos y de su órgano Rabócheie Dielo""La Causa Obrera") hacia el oportunismo condenó al fracasó los intentos de unificación.

El Congreso de unificación de las organizaciones del POSDR en el extranjerose celebró en Zurich los días 21 y 22 de septiembre (4 y 5 de octubre) de 1901. Asistieron a él 6 miembros de las organizaciones de Iskra yZariáen el extranjero (Lenin, Krúpskaya, Mártov y otros), 8 de la organización revolucionaria Sotsial-Demokrat (de ellos, tres militantes del grupo Emancipación del Trabajo:: Plejánov, Axelrod y Zasúlich), 16 de la Unión de Socialdemócratas del Bund en el extranjero) y 3 del grupo Borbá. Lenin, que asistió al Congreso con el seudónimo de "Frei", pronunció un brillante discurso sobre el primer punto del orden del día: "Acuerdo en principio e instrucciones a las redacciones". Fue éste el primer discurso público de Lenin ante los socialdemócratas rusos en el extranjero. En el Congreso se presentaba en junio pro el III Congreso de la Unión de Socialdemócratas Rusos. En vista de ello, la parte revolucionaria del Congreso (los miembros de las organizaciones de Iskra y Zariá,así como los de Sotsial-Demokrat) dio lectura a una declaración sobre la imposibilidad de llegar a la unificación y abandonó el Congreso. Por iniciativa de Lenin, estas organizaciones se unificaron en octubre de 1901, formando la Liga de la Socialdemocracia Revolucionaria Rusa en el Extranjero.

[4]"Rabócheie Dielo"("La Causa Obrera"): revista, órgano de la Unión de Socialdemócratas Rusos en el Extranjero. Se publicó en Ginebra desde abril de 1899 hasta febrero de 1902, apareciendo 12 números (en nueve volúmenes). La Redacción de Rabócheie Dieloera el centro de los "economistas" en el extranjero. La revista apoyaba la consigna bernsteiniana de "libertad de crítica" del marxismo y sustentaba posiciones oportunistas en las cuestiones relacionadas con la táctica y las tareas de organización de la socialdmeocrracia rusa. Los adeptos de Rabócheie Dielopropagaban la idea oportunista de subordinación de la lucha política del proletariado a la lucha económica, se prosternaban ante la espontaneidad del movimiento obrero y negaban el papel dirigente del partido. En el II Congreso del POSDR, los portavoces de Rabócheie Dielorepresentaban al ala del extrema derecha, oportunista, del partido.

[5]"Rabóchaya Gazeta" ("La Gaceta Obrera"): órgano clandestino de los socialdemócratas de Kíev. En total aparecieron dos números: el primero, en agosto de 1897; el segundo, en diciembre (con fecha de noviembre) del mismo año. El I Congreso del POSDR (marzo de 1898) proclamó a Rabóchaya Gazetaórgano oficial del partido. Después del Congreso, debido a la detención de los miembros del Comité Central y de la redacción del periódico, así como de la destrucción de la imprenta, no pudo ver la luz el tercer número de Rabóchaya Gazeta, preparado ya para su impresión. En 1899 se intentó reanudar su publicación. Lenin habla de este intento en el apartado "a" del capítulo quinto de¿Qué hacer? (Véase el presente volumen, pág. 169-176).

[6]Demócratas-constitucionalistas: miembros del Partido Demócrata Constitucionalista, principal partido de la burguesía monárquica liberal de Rusia. Se fundó en octubre de 1905 con elementos de la burguesía, terratenientes de los zemstvos e intelectuales burgueses, que se encubrían con falaces frases "democráticas" para ganarse a los campesinos. Los demócratas-constitucionalistas aspiraban a un entendimiento con el zarismo; exhortaban a crear una monarquía constitucional y combatían la consigna de República, defendían la conversación del régimen de propiedad terrateniente y aprobaban el aplastamiento del movimiento revolucionario por el zarismo. Durante la primera guerra mundial actuaron como ideólogos del imperialismo y partidarios de la política anexionista del zarismo. Triunfante la Gran Revolución Socialista de Octubre, los demócratas-constitucionalistas enemigos encarnizados del Poder soviético –participaron en todas las acciones armadas de la contrarrevolución y en las campañas de los intervencionistas. Después de ser derrotados los intervencionistas y guardias blancos, los demócratas-constitucionalistas prosiguieron su actividad contrarrevoluccionaria antisoviética en la emigración.

[7]Los sin título: grupo semimenchevique, semidemoconstitucionalista, de intelectuales burgueses rusos, formado en el período en que empezó a decrecer la revolución de 1905-1907. Tomó su nombre del semanario político Bez Zaglavia("Sin Título") que se publicó en Petersburgo de enero a mayo de 1906 bajo la dirección de Prokopóvich. Más tarde, los "sin título" se agruparon alrededor del periódico demócrata-constitucionalista de izquierda Továrisch("El Camarada"). Encubriéndose con su sin partidismo formal, los "sin título" fueron vehículos de las ideas del liberalismo burgués y del oportunismo y apoyaron a los revisionistas de la socialdemocracia rusa e internacional.

 

 

 

Ver el documento completo        documento original

 

 

 


Autores internacionales