IV Asamblea

El grupo compuesto por Eskubi, Bareño, Jesus Mari Bilbao y los hermanos Etxebarrieta redactaron un documento conocido como informe verde. Defendían una vía que se denominaría nacionalismo revolucionario, diferente tanto a la de Txillardegi ( culturalista y socialista-humanista), como a la de la OP (obrerista). Para ellos compatibilizar el marxismo y el abertzalismo era posible.

    

Desde que la alta burguesía vasca se ha integrado en el Sistema monopolista español, el españolismo ha impuesto al pueblo vasco como un medio más de consolidar el sistema (ver Cap. sig.). En estas condiciones, los acordes del chistu, los colores del País o el sonido de la lengua vasca pueden ser tomados como atentatorios a la integridad del Sistema y reprimidos violentamente. La opresión nacional es así una realidad. Decimos que el Sistema económico-político, desfasado de las necesidades actuales, mantenido artificialmente, tiene suficientes contradicciones como para provocar la repulsa de todos cuantos no se benefician de él, que son la gran mayoría de la población.

    

Es decir, la misión de las fuerzas de represión del Estado español sería impedir con su lucha que el pueblo vasco sea reconocido como nación... pero la lógica de la lucha les obliga a hacer ellos mismos este reconocimiento en la práctica del combate.

En el momento en que la represión se hace lógica con sus propios fines, da al pueblo oprimido su carta de naturaleza como Nación.

Subcategorías