Vigencia del pensamiento de LENIN  

 

“La actualidad de la revolución,
he aquí el pensamiento básico de Lenin”
György Lukács, 1924.

 

Vladimir Ilich Ulianov, “Lenin”, nació hace 150 años, exactamente un 22 de abril de 1870, en la ciudad rusa de Simbirsk. Para todas las revolucionarias del mundo, esta fecha tan simbólica como significativa se convierte en una excelente ocasión para estudiar el pensamiento de este militante comunista.

Es algo curioso, y a la vez absolutamente coherente con sus intereses de clase: la Burguesía de Occidente celebra pomposamente el 250 aniversario del nacimiento de Beethoven, pero condena al olvido el de su coetáneo Hegel. El legado de este filósofo dialéctico le resulta peligroso en estos tiempos caóticos del Capitalismo Agónico, y aún más el pensamiento de Lenin, en el 150 aniversario de su nacimiento, por razones evidentes. La lucha de clases es una guerra, en todos los ámbitos.

Lenin es un gigante de la praxis comunista revolucionaria, pues es tan enorme la extensión de su obra que resultaría fácil perderse en ella a la militante que quiera conocer en profundidad su pensamiento. Y para no desorientarse en la selva es mejor hacerse con un buen mapa.

Por eso, durante estos próximos meses, escribiré un análisis general del pensamiento de Lenin, en doce apartados, para que tanto las militantes de HERRITAR BATASUNA, así como aquellas compañeras, colaboradoras y simpatizantes de nuestro entorno dispongamos de una guía.

Pero, en primer lugar, ¿Por qué y para qué estudiar a Lenin en los comienzos de este siglo XXI ? ¿Acaso no es un pensador que ha quedado “superado”?

Para las comunistas revolucionarias es evidente que la respuesta es un rotundo no, pues entendemos que nos encontramos ante un militante y dirigente comunista de absoluta vigencia, un teórico incomparable que podemos situar a la altura de Marx. Por el contrario, para la Burguesía y todos los satélites políticos reformistas que orbitan a su alrededor, la repuesta, claro está, es que se trata de un tirano totalitario ya del todo “superado”. La conciencia, con su consecuente praxis, que cada cual tiene, ambas son fruto de su posición de clase. Nihil novum sub sole.

La llave para sintetizar el pensamiento de Lenin nos la dio el comunista revolucionario húngaro György Lukács, en 1924, al enterarse de su muerte: LA ACTUALIDAD DE LA REVOLUCIÓN. ¡Es ahí donde reside el quid de la cuestión!

En estos días oscuros y confusos de la pandemia del coronavirus, si hay algo evidente es precisamente eso: la absoluta actualidad de la Revolución Socialista. Por eso debemos estudiar a Lenin, de forma estricta y sistemática. ¡Y con él poder ir más allá!

Al ser la obra de Lenin un extenso océano, las marineras de la Revolución Comunista necesitamos una brújula, si no queremos perdernos en aquél. He aquí la nuestra:

Hemos dividido en doce apartados sus escritos y acciones políticas revolucionarias, y en cada una de ellas hemos elegido un tema central y los textos correspondientes. De esta manera nos resultará más fácil analizar detenidamente su pensamiento.

Hacemos repetidamente alusiones al pensamiento de Lenin, y no al Leninismo. Quien quiera saber el porqué de esta decisión intelectual tendrá que leerse nuestros doce artículos, en especial el último, ya que tratará precisamente sobre esa cuestión. Detrás de la citada decisión hay una reflexión y una hipótesis: así como el pensamiento de Marx y el Marxismo han sido (en numerosas ocasiones) dos cuestiones muy diferentes, otro tanto ha ocurrido con el pensamiento de Lenin y el Leninismo. Es algo que trataremos de comprobar.

El objetivo de este escrito es ofrecer una introducción general. Los títulos, temas y las obras principales de los doce apartados son los siguientes:

1.- Lenin y la Crítica a la Economía Política. 1893-1899.

2.- Lenin y la construcción del Partido.1900-1905.

3.- Lenin y la Estrategia Político-Militar. 1906-1907.

4.- Lenin y la Filosofia. 1908-1913.

5.- Lenin y la autodeterminación de las Naciones. 1914- 1915.

6.- Lenin y el Imperialismo. 1916.

7.- Lenin, la Revolución y el Estado. 1917.

8.- Lenin y el Revisionismo. 1918.

9.- Lenin y la Internacional. 1919.

10.- Lenin y el “Izquierdismo”.1920.

11.- Lenin y la Construcción del Socialismo. 1921.

12.- Lenin y los Leninismos. 1922-1924.

 

1.- Lenin y la Crítica a la Economía Política. 1893-1899.

 

El camino de la militancia de Lenin comenzó en 1893, mediante un humilde texto: Los nuevos cambios económicos en la vida del campesinado”. Es en estos años cuando se asienta la base de su excepcional capacidad teórico-práctica: Lenin estudió profunda y detalladamente la obra de Marx, en especial DAS KAPITAL. Desgraciadamente, la mayoría de quienes pretenden ser militantes revolucionarias no ven tal necesidad, y las consecuencias de ello saltan a la vista. La formación teórica e intelectual es fundamental

Durante aquellos años, 1886-1892, y tras perder a su hermano en la lucha armada contra el zarismo, Lenin se sumergió en la Crítica a la Economía Política de Marx, y una vez que interiorizó el método de éste, lo aplicó de manera constructiva a la formación económico social del Imperio Ruso.

Por consiguiente, toda comunista revolucionaria que quiera estudiar seriamente a Lenin debe empezar por aquí y leerse estas seis obras:

socialdemócratas. 1894.

El 20 de diciembre de 1895 detienen a Lenin, y lo tuvieron encerrado durante un año. Tras ello, vivió tres años desterrado en Siberia. En 1900 acabó su condena y se dirigió a Europa occidental para, desde allí, organizar el Partido.

 

2.- Lenin y la construcción del Partido. 1900-1905.

 

Lenin dedicó toda su vida a la construcción y organización del Partido Revolucionario, pero en este apartado concentraremos sus escritos acerca de esta cuestión. En el año 1900 fundó la revista Iskra, y de ahí en adelante se dedicaría completamente a la organización del Partido Socialdemócrata Obrero de Rusia (PSOR). Si bien su obra más destacada de este periodo es “¿Qué hacer?” (1902), es conveniente leer con detenimiento estas otras:

Sin embargo, tal como ya se ha dicho, Lenin dedicó toda su vida a formar y a organizar la Vanguardia de la Revolución. He aquí sus resultados:

 

3.- Lenin y la Estrategia Político-Militar. 1906-1907.

Todos los reformistas, liquidacionistas, revisionistas y oportunistas comenzarás a espantarse después de leer este título. ¿Lenin y la lucha armada? ¿Cómo? ¿Que Lenin escribió sobre la estrategia político-armada? Así es. Aquí tenéis la lista de sus principales escritos sobre la cuestión, fundamentadas en la praxis de las Revoluciones de 1905 y 1917. Erreformista, likidazionista, errebisionista eta oportunista guztiak espantuka hasiko dira izenburu hau irakurtzean. Lenin eta borroka armatua?

 

4.- Lenin y la Filosofía. 1908-1913.

En relación con este título, hay que destacar principalmente tres obras. Y, sobre todo, lo que él subrayaba repetidamente: sin estudiar en profundidad a Hegel no es posible entender a Marx, y aún menos DAS KAPITAL.

 

5.- Lenin y la Autodeterminación de las naciones. 1914-1915.

A lo largo de su vida escribió innumerables artículos sobre esta cuestión, pero sólo mencionamos los dos más importantes, para que este trabajo no resulte demasiado pesado:

 

6.- Lenin y el Imperialismo. 1916.

 

7.- Lenin, Revolución y Estado. 1917. • Cartas desde lejos. 1917.

 

 

8.- Lenin y el Revisionismo. 1918.

Ese año, Lenin escribió la obra que lleva este título contra el traidor reformista Karl Kautski, aunque la lucha contra el oportunismo fue el eje de su vida, desde el comienzo, desde los tiempos en que fue deportado a Siberia.

 

9.- Lenin y la Internacional. 1919.

 

10.- Lenin y el Izquierdismo. 1920.

En mi opinión, esta es la parte más polémica y compleja de Lenin para todas las comunistas revolucionarias, a causa de la utilización perversa que reformistas, oportunistas y electoralistas han hecho de sus escritos. Es necesario estudiarla con profundidad.

1918.

 

11.- Lenin y la construcción del Socialismo. 1921.

Aquí hay que destacar la caracterización de la Revolución Rusa, la alianza entre los obreros y el campesinado, la discusión en torno al llamado CEC. Se trata de una parte muy extensa de la que sólo citaremos algunas obras para no alargarnos demasiado:

 

12.- Lenin y los Leninismos. 1922-1924.

Los últimos años de la vida de Lenin estuvieron marcados por enfermedades graves. Pero, incluso en las situaciones más duras, nunca dejó su actividad intelectual. Son precisamente sus últimos escritos los que constituyen la cumbre de toda su obra, y en ellas es notoria su búsqueda de nuevos caminos, siendo plenamente consciente de los retos y peligros a que se enfrentaba la Revolución Soviética. Desafortunadamente, murió el 21 de enero de 1924, cuando contaba con 53 años, y sin que todavía hubiese dado lo mejor de él.

He aquí, en mi opinión, de sus últimos escritos los más importantes:

1.- Últimas cartas a Stalin. Desde julio de 1922 hasta el 5 de marzo de 1923.

2.- Últimas cartas a Trotski. Del 25 de noviembre de 1922 al 5 de marzo de 1923.

3.- Última carta de Lenin a los bolcheviques de Georgia.

En los próximos meses publicaremos la primera parte: Lenin y la Crítica a la Economía Política. 1893-1899. Mientras tanto, os animamos a que aprovechéis estos días de confinamiento para empezar a leer a Lenin, o profundizar en él.

 

¡Ánimo, a formarse, a organizarse y a luchar!

 

¡VIVA LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA VASCA!

MEDIANTE LA INDEPENDENCIA DE CLASE,

LA INDEPENDENCIA NACIONAL:

LA EUSKAL HERRIA DE LAS TRABAJADORAS

LA LIBERTAD DE LAS TRABAJADORAS:

¡DESTRUIR EL CAPITALISMO,

CONSTRUIR EL SOCIALISMO!

¡VIVA EL 1º DE MAYO!

JOTAKE, IRABAZI ARTE!

 

 

 

Ver el documento completo